Cuatro ideas "low cost" para sorprender a tu pareja en el día de San Valentín

1. Una noche llena de dulzura: "La vida es demasiado corta, ¡comé el postre antes de la cena!", reza un famoso dicho popular. El 14 de febrero es la fecha ideal para recibir a tu pareja con una torta hecha con tus propias manos o con una caja llena de golosinas. Una opción original es regalarle "cupcackes" decorados con motivos románticos y hasta personalizados con iniciales. 

2. Masajes de relajación: si no querés invertir tanto, vos mismo podes ser la que le regale unos relajantes masajes con tan sólo dedicación y la ayuda de unos ricos aceites aromatizados. Si tu pareja trabaja, éste es el agasajo ideal para él después de una semana estresante.

3. Cena romántica en casa: dicen que a los hombres -y por qué no, también a las mujeres- se los conquista por el estómago. Esperalo/a con su plato favorito y con el trago que más le guste. Seguramente tu pareja te lo agradecerá. 

4. La primera cita, de nuevo: una buena manera de pasar el día de San Valentín podría ser recrear la primera cita, a menos que haya sido un desastre (incluso si lo fue, podría ser gracioso). Vayan al lugar más especial para los dos, alquilá la misma película que vieron o vayan a tomar algo al mismo bar en el que se enamoraron.

Son varias las opciones que tenés para sorprender a tu novio/a este día de los enamorados. Siguiendo estos pasos y agregando un poquito de imaginación, agasajá a tu amor y pasá una noche inolvidable.

5. La quinta y más importante: En este sitio encontrarás montones de ofertas en moteles y hoteles para que revivan el fuego, que a veces se olvida, yendo a algún lugar más atrevido. ¿Quién dijo que ir a un Motel sería caro? Una escapadita la necesitamos todos.

 

Fuente: Iprofesional.com